viernes, 30 de septiembre de 2016

Globovisión

¿PARA QUÉ EL REVOCATORIO?


¿Por qué razón se procura la salida de un mandatario por vía distinta a la que establece el final de su mandato? Es normal que los gobernantes acumulen rechazo o aceptación a lo largo de sus gestiones como lo registran regularmente las encuestas, pero ello  no bastaría para presionar su abandono del poder.

            La figura del referéndum revocatorio en cambio, es un mecanismo que por su naturaleza se invoca para afrontar crisis de ingobernabilidad o  insalvables conflictos institucionales. En 2002 ante las tensiones que implicaron la salida por horas de Hugo Chávez de la Presidencia; la disidencia militar en la Plaza Altamira, la paralización de la industria petrolera y un paro nacional que se prolongó durante 63 días, resultaba necesario el uso del mecanismo. Ahora la Mesa de la Unidad Democrática activa el recurso ante una creciente conflictividad política y más recientemente un frontal choque entre los poderes ejecutivo y legislativo, en un escenario que ha merecido  atención y preocupación internacional y la exigencia de un diálogo con mediadores calificados.

            Todo indica, que el agravamiento de la crisis, el desgaste del gobierno y la sostenida tendencia de las encuestas que  de realizarse en el 2016 o 2017 el resultado sería desfavorable al gobierno. En el primer caso, ello implicaría la salida del Presidente  y la convocatoria  a nuevas elecciones en un plazo perentorio para  la elección de un gobernante hasta el final del período. Nadie duda que las fuerzas que impulsan la consulta  aplicaran su fortaleza en la escogencia del sucesor y que existan ya valiosos dirigentes en su seno que han comprobado  ascendencia popular para optar con éxito al cargo. ¿Pero las causas que obligaron al  revocatorio se podrían  superarse en este caso y ello no significaría, en cambio, una profundización de la crisis en todas sus expresiones? Lo que dicta la madurez política y la experiencia internacional es que ese lapso de transición debería ser ocupado por un nuevo gobernante y un equipo que gozara del reconocimiento nacional y que asumiera el compromiso de ejecutar un programa mínimo para restablecer las reglas de la convivencia y avanzar en la reordenación económica.  

En el segundo escenario una vez sustituido el mandatario las fuerzas que permanezcan en el poder estarían obligadas, más allá de su identidad ideológica, por un elemental sentido común y el peso de una insalvable realidad política a introducir cambios que faciliten  acuerdos mínimos en materias económicas vitales.  Solo sobre estos criterios se justificaría plenamente  la consulta revocatoria, porque de otra manera la pugnacidad fácil y la vocinglería demagógica que estarían presentes en ella, servirían más bien para añadir fuego a la candela.


miércoles, 28 de septiembre de 2016

RÓMULO BETNCOURT


A 35 AÑOS DE SU MUERTE 


LA "MANO DURA" DE BETANCOURT



Desde 1960 eran tensas las relaciones del gobierno de Betancourt con el régimen de Fidel Castro. El 11 de noviembre de 1961 Venezuela rompió relaciones con Cuba, y en su mensaje Betancourt dijo: “Vengo a anunciarle al país que el gobierno nacional ha participado el día de hoy, al gobierno de Cuba, su decisión de romper relaciones diplomáticas y consulares”. Agregó: “El más plebeyo e insultante de los leguajes han estado usando en contra de nuestro país y de su gobierno”. La guerra verbal había sido violenta.El 26 de julio de 1960, el “Che” Guevara declaró: “El presidente Betancourt, simplemente, es un prisionero de un régimen que se dice democrático. Ese régimen, que pudo ser otro ejemplo de América, cometió, sin embargo la gran pifia de no usar el paredón a tiempo, y hoy es prisionero de los esbirros que conoció Venezuela hasta hace poco. El gobernante venezolano está a merced de que su propia tropa lo asesine”. La Cancillería venezolana protestó: “Es un insólito irrespeto a la dignidad de la nación y del pueblo venezolano representado en su Presidente”. El 31 de agosto de ese año, Fidel Castro gritó en La Habana: “Venezuela no es un país cruzado de brazos”. El 8 de octubre de 1961 mientras se repetían las ofensas castristas contra el mandatario venezolano, Betancourt envió un mensaje al Presidente de la Comisión de Derechos Humanos de la OEA, de respaldo y apoyo a la gestión humanitaria de ese organismo para que cesaran los fusilamientos en Cuba. La respuesta fidelista fue insultante y el canciller Raúl Roa dijo por las radioemisoras cubanas: “El Gobierno Revolucionario y el pueblo de Cuba, saben, perfectamente, que no ha sido el pueblo de Venezuela, sino el Departamento de Estado norteamericano y la Agencia Central de Inteligencia, quienes han dictado las genuflexas declaraciones del gobierno del Presidente Betancourt”. Ante el anuncio de la ruptura diplomática, Fidel Castro dijo: “La Revolución Cubana obligó a definirse a Betancourt y comparsa, a ponerse del lado de los imperialistas, de las compañías petroleras, del lado de los monopolios, de las castas militares. Tuvo que desnudarse ante la conciencia de América al romper relaciones con Cuba, Betancourt no sólo halaga al Departamento de Estado y al imperialismo. Halaga también a los sectores más reaccionarios”. El 11 de noviembre de 1963 un cargamento de armas de guerra, procedente de Cuba, fue descubierto en el estado Falcón, para participar en la “Operación Caracas” para sabotear las elecciones presidenciales de ese año. La operación subversiva fracasó, y Raúl Leoni, el candidato de Betancourt, resultó electo. En la vieja disputa Betancourt había obtenido otra victoria frente a su rival cubano.

lunes, 26 de septiembre de 2016

La paz en Colombia


“Cheíto” Velásquez, el guerrillero solitario

Eliseo “Cheíto” Velásquez, fue el primer comandante de las guerrillas de los llanos colombianos en la oleada de violencia desatada después del asesinato de Gaitán en 1948. Perseguido huyó a Venezuela siendo apresado por la Guardia Nacional el 11 de agosto de 1950 y puesto a la orden del ministerio de la Defensa. Desde Bogotá se solicitó la extradición del ya famoso guerrillero quien resentido por las heridas sufridas en la refriega de la montaña fue tratado en el Hospital Militar. Allí se reunió con los abogados y dirigentes de URD Jóvito Villalba e Ignacio Luis Arcaya, quienes asumieron su defensa en un litigio que duro dos años. El 5 de abril de 1952 al dejar la cárcel fue entrevistado por el entonces reportero de “La Esfera” Simón Alberto Consalvi a quien dijo: “no regresaré a Colombia mientras reine la violencia”. A los días el combatiente fue asesinado en la frontera del Arauca por agentes de la Seguridad Nacional en complicidad con la dictadura colombiana de Rojas Pinilla. El lunes 26 de septiembre de 2016 el gobierno de Juan Manuel Santos y los líderes de las FARC firman por fin  un Acuerdo de Paz en Cartagena de Indias.   


Entrevista a Emilio Grateron/ consultor de la ONU y ex alcalde de Chacao.

“LA RESILIENCIA BUSCA SOCIEDADES
MAS ARMÓNICAS Y SOCIALMENTE MÁS FLEXIBLES”

América Latina ha vivido los 10 años de mayor prosperidad de su historia. Venezuela es hoy día uno de los países con los estándares más bajos en el tema de tecnología. Tenemos la gran oportunidad de aprovechar las riquezas que todavía tiene el país con el “petróleo verde”.  Debemos invertir en estrategias de desarrollo sustentable y resilientes porque  las adversidades son oportunidades señala el entrevistado.  

Emilio Graterón Colmenares se desempeñó como alcalde del Municipio Chacao desde 2008 hasta 2013. En el 2012 La Oficina de las Naciones Unidas lo designa como "Champion Leader"  para América Latina en la Campaña Mundial para la reducción de riesgos de desastres del 2010-2015 por su exitoso modelo de gestión ambiental y de riesgos consolidado en el municipio. De esta manera, se convertirte en el primer alcalde latinoamericano en ser reconocido por esta labor, estas son sus reflexiones para los lectores del ABC.

Ahora estas asumiendo el cargo de asesor de organismos internacionales, explícanos un poco tu tarea en este nuevo trabajo.
Las Naciones Unidas me propuso ser consultor para ellos en materia de desarrollo sustentable de ciudades y lo que se llama “desarrollo resiliente” término que comenzó a utilizarse muy recientemente para resumir todos los esfuerzos que se hacen para la recuperación de las ciudades después de eventos adversos de carácter climático o de situaciones relacionados con desastres naturales como terremotos, inundaciones, entre otros. Pero luego, cuando te enfocas en lo que es darle una vertiente de resiliencia al desarrollo sustentable te das cuenta que la resiliencia tiene como resultado el convertirla en una actitud social, en una transformación de las sociedades locales muy poderosas que te genera automáticamente mejoras en la convivencia, produce mejoras en lo personal. De esta manera, el concepto de resiliencia te sirve para producir sociedades mucho más armónicas, flexibles, sociales, con actitud hacia el desarrollo mucho menos agresivas con el ambiente y fundamentalmente te construye el tipo de sociedad que uno sueña y que a veces no tienes la manera de enmarcarla en un término, y decir que  estás trabajando en desarrollo sustentable y resiliente te permite enmarcarla en el tipo de ciudad y el tipo de desarrollo ideal para el mundo.

¿Cuáles son esas experiencias que tú podrías mencionar?
Se han tenido experiencias exitosas por ejemplo con la ciudad de Santa Fe, Argentina, hasta la provincia de Chiriquí en Panamá. En el caso de Santa Fe, que es una ciudad del tamaño de La Victoria, le pasa a su lado uno de los ríos más grandes de Latinoamérica con caudal parecido al del Orinoco, el cual generaba todos los años grandes inundaciones por estrategias mal aplicadas, entonces había una cantidad de sectores populares de la ciudad de espaldas al rio y de espaldas a las vulnerabilidades que un rio te da y lo que hicimos fue plantearnos, en primer lugar, el reubicar las zonas populares mediante mecanismo de promoción de capital social y voluntariamente varios barrios que se habían pasado decenas de años negándose a mudarse, se apropiaron de los lugares que dejaban y los convirtieron en parques. Ahora mucha gente de esos barrios viven del parque y la propiedad inmobiliaria en Santa Fe se ha triplicado porque ahora la gente quiere vivir allí, es una de las ciudades con mejores niveles de desarrollo de la Argentina.

¿Y la experiencia de Chiriquí?
La experiencia en el distrito de Bugaba fue a partir de una cantidad de inundaciones y amenazas que se estaban produciendo en ese municipio debido que allí está un volcán que produce muchos movimientos telúricos y realidades de alta peligrosidad y empezamos a proponer con las características que tiene ese distrito de que fuese emblemático de desarrollo sustentable y de la producción agrícola totalmente ecológica de Panamá y se hizo todo un trabajo y se logró el consenso social de todas las personas que lo componen y se aprobó recientemente el “plan de desarrollo sustentable y resiliente del distrito Bugaba” plan para convertirla en atractivo turístico puesto que posee una de las vistas más bellas que tiene ese país y que en la otra falda del volcán hay grandes desarrollos turísticos .

AMERICA LATINA

¿Y cómo se escogen esas ciudades, ellos lo solicitan o ustedes tienen un estudio?
Las Naciones Unidas tiene una oficina que se dedica a trabajar esos temas pero además se tomó recientemente la decisión de reinventar todas las estrategias para la prevención de desastres con un enfoque de desarrollo y no de ser “profetas del desastre” y eso causo que la Oficina de Prevención de Desastres se convirtiera en la Oficina de Desarrollo Resiliente y sus siglas son en ingles UNISTR que básicamente se resume en la Oficina de Reducción de Riesgos de Desastres por la estrategia que utilizaban hasta hace muy poco y esa oficina se convirtió en la que va a dirigir el desarrollo resiliente en todo el mundo que está encabezada por Latinoamérica por el licenciado Ricardo Mena y a nivel mundial por la doctora Margarita Wolfstrong que es una delegada directamente del Secretario General de Naciones Unidas y entonces es esa oficina la que escoge los casos de acuerdo a la interrelación y los estudios que ha realizado la organización sobre las realidades de cada sitio.

También has tenido una presencia importante  en otros países que te ha permitido tener una visión sobre la política, lo social, y una de las cosas que más como los saltos tecnológicos de la humanidad, ante los cuales América Latina parecieran quedarse atrás, claro está con algunas excepciones. Pero en general se sigue dependiendo de la exportación en materias primas, entonces pareciera que mientras la revolución tecnológica crece el continente por razones estructurales, se queda a la zaga ¿Has percibido eso en esta visión, y crees que Venezuela quizás sea uno de los países más vulnerables en ese tema?
La verdad es que ha habido experiencias que son muy impactantes, la primera es el enorme contraste de Venezuela y el resto de América Latina, eso es muy triste. Venezuela es hoy día uno de los países con los estándares más bajos en el tema de tecnología cuando hace diez años era el país con más posibilidades. Tenemos la velocidad más baja de internet es el país con menos conectividad de todo el continente,  el más dependiente de las redes celulares porque la infraestructura de tierra se quedó detenida en los años 80’s. Unos de mis jefes en Naciones Unidas dice que venir a Venezuela es sentir como sí que en el país hubo una guerra hace cinco años y que todavía no se ha recuperado de ella.

Esa es la visión que tiene cualquier visitante que haya conocido antes el país, porque no hay una explicación lógica de que ello haya ocurrido salvo con las guerras o las catástrofes naturales, por eso el caso de Venezuela es tan curioso.
Bastante, después de haber sido el país con mayores ingresos en toda América Latina durante los últimos diez años pareciera un país que está saliendo de una guerra por la situación de pauperización, del estado de las edificaciones, de las vías de comunicación, de las telecomunicaciones, es triste pero además del contraste que hay en Venezuela con el resto de Suramérica si hay una realidad y está matemáticamente demostrado; América Latina ha vivido los 10 años de mayor prosperidad de su historia, o sea, los ingresos que ha tenido en estos últimos años son dramáticamente superiores a los que tenía hace 20 años y eso tiene unas consecuencias que están perfectamente relacionadas con las estrategias de desarrollo de esos países y por otra parte, si te digo concentrándome en tu pregunta, te puedo decir que el desarrollo latinoamericano  está creando unos nuevos códigos, que están rompiendo algunos paradigmas de desarrollo que se habían instalado desde los años 70’s.

Ellos se notan sobre todo en la nueva  arquitectura de muchas ciudades como señalabas en el caso de Santa Fe en Argentina.
Exactamente, ves el cambio en la arquitectura, como se comienzan a desarrollar edificios con altos muros donde el diseño de las rejas, por ejemplo, tiene un valor importante, mientras  dramáticamente  vemos en Venezuela como las urbanizaciones más bonitas que tenía Caracas se han convertido en urbanizaciones de muros y ves como el Parque del Este por ejemplo  parece tener una reja de cárcel, esas cosas te dicen algo, por otra parte hay unos nuevos paradigmas en el desarrollo que está directamente relacionado al desarrollo sustentable que se enfoca en la calidad de vida y no en la prosperidad económica entonces éstas teniendo un fenómeno importante de transformaciones de la calidad de vida en que están comenzando a generar nuevos prototipos y eso está pasando en muchos piases que se consideraban en subdesarrollo. Es importante comenzar a hablar de esos temas, es decir, el concepto de calidad de vida que se maneja en sitios de Centroamérica que van desde las transformaciones que se están haciendo en Monterrey México,  o el concepto de desarrollo sustentable y de productividad que se está generando en Costa Rica, con el cual ese país comenzó a tener importantes ingresos por las políticas de asociaciones con Estados Unidos y la instalación de parques industriales y de puertos libres. Hoy en día el mayor atractivo para  inversión extranjera que tiene Costa Rica es el desarrollo sustentable del turismo ecológico.

EN VENEZUELA

Después esa visión ¿Cómo cuadraría allí esta situación venezolana porque según ello es verdaderamente trágico, pareciera que se ha devuelto la película?
Siguiendo con la resiliencia, las adversidades son oportunidades y este gobierno le ha hecho dos favores a Venezuela, el primero es de carácter didáctico, o sea, los venezolanos estamos aprendiendo a que el clientelismo, el desarrollo basado solamente en la dependencia del petróleo y todo lo que se ha vivió en los últimos años no es un mecanismo para vivir mejor y eso es un aprendizaje que Venezuela necesitaba; el segundo es que esta todo prácticamente destruido desde el punto de vista de las estrategias de desarrollo, las estructuras de gobierno están destruidas porque fueron canibalizadas totalmente por sus políticas eso impregnó todo y lo acabó, entonces adonde vayas ves que los mecanismo del gobierno para promover el desarrollo están completamente destruidos o por la politización o por la corrupción y hay  que empezar desde cero, reparar cosas que están dañadas y de allí viene la responsabilidad para con resiliencia, generar oportunidades a partir que debemos aprovechar las riquezas que todavía da Venezuela en materia de petróleo; luego cuando se comiencen a aprovechar esos ingreso con estrategias de desarrollo sustentable y resiliente empiezas a desarrollar estrategias para el turismo, para la recuperación de las ciudades, para las estrategias de desarrollo sustentable mediante la producción nacional en el campo eficientes y responsables con el ambiente, y en un lapso no mayor a tres años ya se comenzarían a ver los resultados porque en nuestros cálculos en cinco años Venezuela ya está compitiendo con este tipo de estrategias mundial con estándares de desarrollo que cualquiera podría necesitar por lo menos 20 años en lograrlo, por las características que tiene el país

En decir, que ese cuadro catastrófico abriría posibilidades  a un restauración global del país en un plazo relativamente razonable.
Claro, creo que estamos enfrente de una oportunidad para aprovechar el petróleo, que yo llamo el “petróleo verde” que es el desarrollo sustentable y el turismo como elementos generadores de riquezas importantes, para que el país se convierta en el gran productor de alimentos para exportación de plátano, arroz, mariscos entre otros. Cuando uno recorre Venezuela, que es la otra cosa que he estado haciendo, te das cuenta del enorme potencial que hay y que es como si tuviéramos un carro de carrera o un avión de altísima tecnología esperando para prenderlo y hacerlo volar, y lo único que hace falta para eso es voluntad política

Sin duda la aplicación de un modelo equivocado profundizo más bien nuestras carencias y debilidades estructurales.
Sin ninguna duda, los venezolanos tenemos una cosa muy mala que es la cultura del “vivo criollo” que prefiere pedir que trabajar, sin embargo aun podemos ver gente trabajando, inventando cosas, generando arte, cultura, en fin la potencialidad que tiene Venezuela es infinita y estoy seguro que muy rápidamente vamos a tener la posibilidad de ver cómo se desarrollan grandes parques industriales en el oriente para exportar a través del Atlántico, vamos a poder ver iniciativas maravillosas en Apure, Guárico, Portuguesa, Monagas que no van a tener nada que envidiar a los grandes pastizales, sembradíos que se ven en cualquier parte del mundo y terminando por ejemplo, el Tren de los Llanos y comenzando a exportar toda esa producción a través de Puerto Cabello para traer las semillas y materias primas y  comenzar a sembrar  y a producir en serio, es decir no estamos inventando el “agua tibia” simplemente es un tema de voluntad política y de esfuerzo en el trabajo.

Análisis

MERCOSUR: POR LA PUERTA O LA VENTANA

Venezuela solicitó su incorporación al Mercosur en el 2005 y hubo de esperar hasta el 2012 (justamente cuando Paraguay fue suspendido del organismo por la destitución del Presidente Fernando Lugo) para formalizar su ingreso definitivo. Sin embargo, cuatro años después todavía quedan trámites pendientes para que asuma la membrecía con todos los deberse y derechos los cuales debieron completarse el pasado cuatro de agosto.  Ello no ocurrió, y por el contrario  ofreció un  pretexto para que la designación que le correspondía a la presidencia pro-témpore fuera negada por iniciativa de Paraguay, posteriormente suscrita por Argentina Brasil y Uruguay, dando paso de este modo a la actual crisis política.

Paraguay, en razón de las tensiones políticas venezolanas  objetó la designación alegando el Protocolo de Ushuaia que establece: “la vigencia de las instituciones democráticas es condición indispensable para la existencia y desarrollo de los procesos de integración, y toda alteración del orden democrático constituye un obstáculo inaceptable para la continuidad del proceso de integración regional”. Ya antes el Secretario General de la OEA Luis Almagro había anunciado la  posibilidad de activar la Carta Democrática Interamericana por la misma razón.

 Brasil  y Argentina y posteriormente Uruguay invocaron por su parte el incumplimiento por el país de los lapsos establecidos para su plena incorporación. En el fondo se trataba de suscribir la objeción política de Paraguay ya que ambos países con los nuevos mandatos de Mauricio Macri y Michel Temer resienten la postura ideológica venezolana que compartían  los anteriores gobernantes Cristina Kirchner y Dilma Rousseau.

Recientemente en el marco de la Asamblea General de la ONU en Nueva York  los cancilleres del organismo anunciaron que “Venezuela estará fuera de la ronda de conversaciones con la Unión Europea que se celebrará en Bruselas del 10 al 14 de octubre”.  Mercosur busca concluir un acuerdo con las economías europeas que según los cancilleres en ella “Venezuela no tiene la menor inclinación dado su rechazo a ese tipo de tratados comerciales”.
  
Por otra parte, los cuatro países le han dado al gobierno venezolano un plazo hasta el 1 de diciembre para “solventar sus problemas en materia de comercio, política de energía, infraestructura, política de derechos humanos y defensa y aduana” algunos de cuyos requisitos deberán ser aprobados por la Asamblea Nacional para adecuarse definitivamente al Mercosur, y de no cumplirse con estas exigencias el país  podría quedar fuera de la organización por incumplimiento a las reglas que firmó  cuando se unió al bloque.

El presidente Maduro en recientes declaraciones descartó la expulsión de Venezuela diciendo: “si nos sacan por la puerta nos metemos por la ventana pero del Mercosur nadie saca a Venezuela”, y luego añadió que existe un plan no sólo para expulsar  al país sino para desmembrar al organismo: “quieren acabar con Mercosur, entregarlo a Estados Unidos a través de un ALCA es decir, a través de un Tratado de Libre Comercio”.

Las sanciones que en este sentido se le impondrían a Venezuela sobre la base del Tratado de Asunción y sus protocolos, supondrían la suspensión del Parlasur tal como ocurrió con Paraguay entre el 2012-2013; sin embargo, los venezolanos como los paraguayos en aquella ocasión seguirán gozando de toda la protección de la cual hoy gozan en los países miembros donde residan y tampoco se les negara el ingreso a ellos porque seguirán vigentes los convenios establecidos con la Convención Interamericana de Derechos Humanos.

            EL VIEJO “PACTO ANDINO”  

El ingreso de Venezuela al Mercosur luego de la salida de la Comunidad Andina de Naciones fue visto con reservas y criticas por sectores económicos y políticos del país, por cuanto se trataba de abandonar un espacio de integración que había logrado importantes niveles de crecimiento de las exportaciones no tradicionales y el fortalecimiento de las relaciones con países con una sólida identificación histórica y cultural.  Los argumentos para abandonar la CAN popularmente conocido como el “Pacto Andino” a la cual ingresó Venezuela en 1973 se produjo por una razón fundamentalmente política como lo fue el desacuerdo con la suscripción de dos de sus miembros Colombia y Perú  de acuerdos de Libres Tratados de Comercio con Estados Unidos, un mecanismo que había sido rechazado por la IV Cumbre de las Américas en Mar de Plata en noviembre del 2005, decisión  que entonces fortalecía la vigencia de la organización.

El Mercosur se consideraba más que un verdadero escenario de integración un mecanismo de complementación comercial entre Brasil y Argentina (ya existían ensayos fallidos en el pasado) con la presencia de dos naciones vecinas como Paraguay y Uruguay que si bien mantenían una relación asimétrica con los dos polos tradicionalmente habían resultado favorecidas con un intensa relación de importaciones y exportaciones. La presencia de Venezuela, dada la debilidad de su capacidad exportadora no tradicional no era particularmente atractiva para los empresarios venezolanos y sólo se explicaba como la incorporación del músculo energético venezolano a nuevos espacios y que cobraba fuerza con la estabilización a un nivel elevado de los precios del petróleo.


Por supuesto, el factor político resultaba  tan importante como el económico, y era clave para la alianza con los gobiernos de la pareja Kirchner en Argentina y “Lula” Da Silva y luego Dilma Rousseau en Brasil, que suscribían en buena medida la estrategia diplomática de Hugo Chávez de acentuar coincidencias ideológicas y de reafirmación del perfil latinoamericano ante la nueva configuración geopolítica multipolar. En términos concretos, según cifras de  CONAPRI en 2014 Venezuela exportó al Mercosur 260 millones de dólares mientras las importaciones fueron de casi 6 billones de dólares  una relación exactamente contraria a la que se registraba como socio de la CAN. Todo indica que Mercosur se inclina ahora con los cambios ocurridos en los principales países miembros hacia una instancia comercial de mayores relaciones con procesos similares en Europa y Asia, dejando atrás el viejo espíritu integracionista bolivariano que inspiró los procesos de integración impulsados a partir de los años 60.